Vuelven actos de vandalismo a museos: otra vez la víctima fue la Mona Lisa

Dos activistas arrojaron sopa este domingo sobre ‘La Gioconda’ (siglo XVI), la obra maestra de Leonardo da Vinci expuesta en el museo de Louvre, en París.

Dos mujeres arrojaron este domingo sopa de color naranja al lienzo de La Giconda (siglo XVI), pintura de Leonardo da Vinci, que está protegido por una lámina de cristal instalada en 2005, y rápidamente pasaron por debajo de las barreras de madera que rodean el cuadro para dar un discurso ambientalista.

La acción, que duró casi dos minutos, fue reivindicada por el grupo Riposte Alimentaire y coincide con la revuelta de los agricultores franceses, quienes desde hace días han bloqueado cientos de kilómetros de carreteras para reivindicar mejores salarios, solicitar menos normas medioambientales y conseguir más proteccionismo.

Aunque algunos videos circulan en redes, empleados del Louvre, el museo más visitado del mundo, colocaron unos paneles negros para evitar que el público grabara la escena, luego la sala que acoge la obra (Salle des Etats) fue evacuada para iniciar las tareas de limpieza.

No es la primera vez que ‘La Gioconda’, el lienzo más famoso del mundo es objeto de un simbólico ataque. El 29 de mayo de 2022  un hombre vestido de anciana en silla de ruedas le lanzó un pastel y luego habló sobre el cuidado de la Tierra; hecho que se suma a otros dos episodios anteriores: en 2009 cuando un turista ruso le lanzó una taza de té y la primera vez, en 1956, cuando un estudiante boliviano le tiró una piedra. 

FRANCE 24