Tradición, fe y esperanza, mostró la población al iniciar la fiesta de Alasita

El espíritu de la Alasita volvió a apoderarse, este 24 de enero, de miles de personas que, en medio de tradición, fe y esperanza, esperaron el mediodía para pedirle al ekeko que se haga realidad sus anhelos.

El acto oficial se realizó en la plaza Murillo, que contó con la presencia del presidente Luis Arce y algunos de sus ministros y asambleístas. El Jefe de Estado y la ministra de la Presidencia, María Nela Prada, regalaron billetes de Alasita a las personas que se dieron cita en el lugar.

En tanto, en las ferias de artesanos en miniatura de La Paz y El Alto, los alcaldes Iván Arias y Eva Copa inauguraron la actividad que durará al menos un mes.

Arias, que inauguro la feria en el Parque Urbano Central, rememoró que esta tradición se originó en 1781, cuando se produjo el cerco a La Paz por parte de los indígenas, como consecuencia de la opresión que sufrían por aquel entonces.

En la oportunidad, reiteró que su pedido al dios de la abundancia, el ekeko, es que haya unidad y reconciliación entre bolivianos.

LA PAZ

“Mi deseo y del Gobierno Autónomo Municipal de La Paz es que reine entre los bolivianos la unidad, el perdón y la reconciliación. Que nos demos la mano y miremos el futuro. Ya los odios, las broncas de atrás, ¿por qué tenemos que pagarlas nosotros?”, expresó Arias.

En tanto, la secretaria ejecutiva de la Federación Nacional de Artesanos y Expositores de Navidad y Alasitas (Fenaena), Judith Mancilla, pidió respeto a la feria, dado que ostenta el título de Patrimonio de la Humanidad, y recordó que es un legado bicentenario de los antepasados de los artesanos.

“Los invito a comprar con fe, para que nada les falte y tengamos abundancia para todos los bolivianos, eso les deseo a cada uno de los presentes de todo corazón”, señaló Mancilla.

EL ALTO

Por su parte, la alcaldesa de El Alto, Eva Copa, inauguró la feria en la plaza La Paz. Pidió a los alteños apoyar a los artesanos consumiendo sus productos y “comprar con fe”.

“No tenemos que olvidar los bolivianos que la Alasita es de aquí. Tenemos que mantener firme nuestra convicción de cultura, comprando lo nuestro; compren lo nuestro. Invito a todos (los alteños) a que vengan a consumir lo nuestro”, dijo la alcaldesa.

Como no podía faltar, “El Papirri”, Manuel Monroy Chazarreta, matizó la celebración con su tradicional tema “Alasita”, en la actividad preparada por la Fundación Cultural del Banco Central de Bolivia.