Las incendiarias palabras de Trump sobre la OTAN que desataron la condena de Biden y de europeos

  • Redacción BBC News Mundo

Los últimos comentarios del expresidente estadounidense Donald Trump han resonado en la OTAN, desde Estados Unidos a Europa. 

El más que posible candidato del Partido Republicano en las elecciones presidenciales de noviembre advirtió a los aliados de la OTAN que «alentaría» a Rusia «a hacer lo que quisiera» con los países que son «morosos». 

Trump ya había amenazado antes con no defender a los miembros de la alianza que no cumplieran con sus cuotas de gasto en defensa.

Pero el expresidente fue más allá este sábado durante un mitin en Conway (Carolina del Sur).

Aseguró que el líder de un importante Estado miembro -al que no identificó- le había preguntado qué haría Estados Unidos si su país se niega cumplir con sus obligaciones financieras en la OTAN y recibe un ataque de Rusia.

Trump aseguró que le respondió: “¿No pagaste? ¿Eres moroso?’… No, no te protegería, de hecho los alentaría (a los rusos) a hacer lo que quisieran. Tienes que pagar”.

Trump durante su intervención del sábado en Conway (Carolina del Sur).
Pie de foto, Los seguidores de Trump aplaudieron sus proclamas sobre la OTAN.

Las reacciones

Las palabras de Trump crearon un fuerte revuelo entre los miembros de la OTAN, comenzando por Estados Unidos. 

El presidente Joe Biden las calificó como “peligrosas” y afirmó que “ningún otro presidente en la historia se ha doblegado ante un dictador ruso».

«Permítanme decir esto muy claro: nunca lo haré. Por el amor de Dios, es estúpido, es vergonzoso, es peligroso, es antiestadounidense«.

Y aclaró que, mientras él sea presidente, «si Putin ataca a un aliado de la OTAN, Estados Unidos defenderá cada centímetro del territorio» de los países de la Alianza Atlántica.

Biden recordó que la única vez que en la OTAN se invocó el Artículo 5 -que estipula que un ataque contra cualquier Estado miembro implica una defensa colectiva- fue después de los ataques del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos.

Biden
Pie de foto, Biden criticó con dureza las declaraciones de Trump sobre la OTAN.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, declaró que cualquier sugerencia de que «los aliados no se vayan a defenderse entre sí socava toda nuestra seguridad«, poniendo en riesgo a los soldados de los países miembros.

Los miembros de la OTAN acordaron en 2014 gastar al menos el 2% de su PIB nacional en defensa para 2024, pero solo unos pocos países europeos lo han cumplido hasta ahora y han prometido hacerlo en los próximos años.

Wladyslaw Kosiniak-Kamysz, ministro de Defensa de Polonia -país que cumple con creces el objetivo de gasto en defensa- escribió en la red social X que «ninguna campaña electoral es una excusa para jugar con la seguridad de las alianzas».

Por su parte, el Ministerio de Asuntos Exteriores alemán expuso: “’Uno para todos y todos para uno’. Este credo de la OTAN mantiene a salvo a más de 950 millones de personas, desde Anchorage hasta Erzurum”.

El presidente del Consejo de la UE, Charles Michel, calificó las declaraciones de Trump como «imprudentes» y aseguró que “no traen más seguridad ni paz al mundo” y “solo sirven a los intereses de Putin«.

“Va demasiado lejos”

Trump ha criticado durante mucho tiempo a la OTAN al considerar que Estados Unidos soporta una carga financiera excesiva como principal garante de la defensa de otras 30 naciones.

Patrick Bury, experto en defensa y seguridad y exanalista de la OTAN, declaró a la BBC que las palabras de Trump reflejan la ira en Estados Unidos porque algunos países europeos de la OTAN no gastan el 2% de su presupuesto en defensa.

«Jugar duro con los aliados de la OTAN es válido, pero todo depende de hasta dónde llegues. Estos comentarios van demasiado lejos», opinó.

Explicó que las declaraciones de Trump tuvieron un impacto especial, en un momento en el que Rusia dedica su economía a la guerra y su gasto militar supera al de los países europeos.

«Si Trump está en la Casa Blanca y hay una división en la OTAN, por ejemplo sobre Ucrania, o sobre cómo responder a una pequeña incursión que pudiera justificar la aplicación del artículo 5, estas hipotéticas situaciones preocupan a la alianza de la OTAN”, argumentó.

Soldados OTAN
Pie de foto, En la OTAN preocupa que las palabras de Trump puedan ser vistas como una muestra de debilidad de la alianza. 

Rusia lanzó su invasión a gran escala de Ucrania en febrero de 2022, más de un año después de que Trump dejara el cargo. 

Desde entonces, el expresidente ha criticado los envíos de dinero estadounidense a Ucrania, que no es miembro de la OTAN.

Estados Unidos ha proporcionado a Ucrania más apoyo financiero que cualquier otro país: US$44.000 millones en total desde la invasión de 2022, según cifras de la Casa Blanca en diciembre.