La Policía entrega a la bebé Rossy a sus padres, luego de tres días de su rapto

Raptan a una niña de 2 años en La Paz

La Policía Boliviana entregó este lunes a la bebé Rossy Ajata a sus padres, luego de tres días de su rapto en la comunidad Canuma de la provincia Pacajes, en el departamento de La Paz.

“El trabajo de difusión intensiva de los medios de comunicación ha generado presión, ha permitido que se pueda dar con el paradero de la niña. Podemos decir misión cumplida”, dijo el comandante departamental de la Policía Boliviana, Rolando Rojas, a los periodistas.

Indicó que la menor se encuentra con “buen estado de salud”, sin embargo, será sometida a una valoración médica y psicológica “con el fin de confirmar o descartar que haya sido víctima de alguna vejación”.

Anunció también que las personas que entregaron a la menor en la Radio San Gabriel, en la zona de Villa Adela, en El Alto, serán investigadas.

Por su parte, Porfirio Flores, vecino de esa comunidad, contó que halló a la bebé en el río de Canuta, “todo peladita y solo con una mallita”, y que la llevó hasta la emisora alteña con el fin de encontrar a los padres.

“Prohibido es dejar botada a la wawa, yo tengo mi corazón. A su madre estaba buscando”, dijo el vecino que llevó a la bebé hasta instalaciones de la emisora.

El rapto de la menor se conoció el sábado. Su madre, Rita Chiara Condori denunció que el hecho ocurrió en medio de un partido de fútbol en la comunidad Canuta y que cuando se encontraba cocinando una mujer aprovechó un descuido y se llevó a la niña.

La familia denunció que la raptora recurrió a un elemento químico mezclado con gelatina para hacer dormir a la niña y no llore.